El presente del pop ecuatoriano tiene 19 años y se llama Neoma


El pop en Ecuador es responsabilidad de radios e Instagram
. Para 2012, cuando tenía 13 años, la única manera de sentir el placer efímero y pegajoso del género se dividía en Radio Disney y uno que otro aparecimiento en televisión nacional de la banda del momento que, casi siempre, era la misma del momento de hace seis meses.

Para 2017 Instagram tomó un significado diferente en la –aún en proceso- industria musical ecuatoriana. El ‘negocio’ estaba ahí. La venta, los streams y la identidad estaba –y sigue estando- en el post del sábado de noche cuando todos estamos pegados en el celular, procrastinando enfermizamente.

Ese año hubo una cuenta que pasó de ser una persona más que seguía a una pepa de oro cuencana que ahora tiene siete shows confirmados en Estados Unidos con apenas 19 años de edad. Se llama Carla Huiracocha pero desde ese 2017 revolucionario la conocen como: Neoma.

En 2019 lanzó ‘Real’, su primer álbum, producido en Denver, Colorado, con tres personas al mando: Danny Pauta, ella y Agustín Rodas. En una entrevista vía Skype, con serios problemas de conexión y una hora de conversación, Neoma nos explica, desde Estados Unidos, cómo dejó de ser la esperanza de un nicho para convertirse en el presente del pop ecuatoriano.

¿Qué sensaciones tienes tras 2 meses de haber lanzado tu primer disco ‘REAL’? 

Neoma: Me siento súper rara, no es algo que diga como ‘wow’, obviamente siento que es algo gradual, no es algo de una, directo a la fama, sino que la gente va escuchando. Para mí el disco ya no es nuevo, ya es algo que pasó pero entiendo que para la gente es diferente. Lo único que siento es que tengo que trabajar más, yo entiendo todas las falencias que debo trabajar en el segundo álbum. Y eso sólo ha hecho que tenga la creatividad desesperada después del disco. Estoy escribiendo demasiado, en plan crazy.

En síntesis, a Neoma los medios le caen de dos formas que para un músico resultaría una locura. Unos la alzan al cielo en su propia editorial y otros todavía tratan de entender qué hace en esta etapa. La razón principal de las dudas sobre la cantante se encuentran en su proceso de spanglish, por el cual la cuencana admite que “le abrió una venita creativa que no sabía que estaba ahí”.  

Neoma: Hay varias críticas que he escuchado y la mayoría son por el spanglish y siento que no le afecta mucho a la agrupación. Cuando critican al spanglish es más algo mío, es una decisión mía. La única que siento que se salió un poco de concepto es que no cuadra la voz de Danny en algunas canciones, fue súper raro, pero a la banda en general trato de mantenerles conscientes que el trabajo que hacemos da frutos. Todos tratamos de mantenernos positivos.

A partir de esta controversia, entender el trabajo de Neoma resulta una lucha por saber que ojo ponerle. El interesado o el obligado. Cuadrando el interés en el disco de Neoma, Real pertenece a una camada que puede volverse pretenciosa sin voltear a ver su pasado, que la cuadraba como una popera desde el minuto uno en Spotify, con ‘Lunares’ (2017). El disco suena a un intento muy intenso por sonar a todo ello que ya no quiere ser nicho, con capacidad de ser agresivo, romántico, sensual y melancólico en una sola producción. Es un disco hecho de singles

¿Cuál era la verdadera intención de Real?

Neoma: El concepto del disco inicial quería que sea súper melódico, lírico sin muchas cosas de pop. Pero me encontré escribiendo cosas más trap, un poco como la Rosalía. Escuchando acá un montón de mujeres haciendo reggaetón y trap.

Neoma continúa con un adelanto, “Antes de sacar el primer álbum ya tenía ideas para el segundo”, afirma. Sentencia que “ya tiene escritas 10 canciones, con melodía y letra”

¿Entonces hay segundo álbum? ¿Para cuando? 

Neoma: El segundo disco está en proceso de grabación. Mandaron un demo al manager y le gustó. Con el primer álbum aprendimos como hacer más rápido las cosas. No creo que se demore tanto como el anterior. Ya casi está como que terminado. Solo falta meterse al estudio. Para este año seguramente, para finales de este año. 

Días antes a esta entrevista, Danny Pauta, partner de Neoma, me revela que el siguiente disco será de trap. Ajustados a que la conversación es casual y sin algún plan por informar, lo dicho pasa. Aún así, es importante saber que dice Neoma. 

La cantante reconoce que “”, se viene un nuevo disco con más trap. Justifica el futuro intento a que quiere que: “Cause algo. Que se pregunten de dónde salió esta man. Que pase de un ‘está bonito’.  Que cause algo de qué hablar. Que ya no me digan que suena plano y no sé qué (…) Pienso que las reacciones serían…no sé ni qué pensar. Siento que va a hacer que se abra un poco su mente. No es que va a haber un cambio grandísimo, siempre van a haber elementos propios de Neoma. Siento que su reacción va a ser un mindblowing”. 

Flotando entre presentes que no se dieron, la cuestión del éxito de Neoma se centra en la seriedad que su proyecto ha estructurado para el futuro. Recuerdo que la primera entrevista que tuvimos fue un arrebato groupie por whatsapp, con audios que duraban una eternidad y transcribirlos fue un gusto culposo. Ahora la historia se desencaja un poco de aquel pasado inmaduro; la cantante y su equipo sabe que la música es su trabajo, lo que se pudo establecer como idea principal al llegar a Estados Unidos. 

Neoma: En Ecuador no teníamos un manager, todas las conexiones hacíamos nosotros, a veces nosotros teníamos que meter carpeta en un festival. Acá tenemos un equipo de management, trabajamos con una agencia, nosotros tenemos que preocuparnos por la música, hacerla bien, que suene bien, de vernos guapos. Por suerte tenemos gente que está conectando a más gente. Tenemos gente ‘networkeando’ por nosotros. Ahora tenemos un equipo y es lo que hace la diferencia.

El objetivo del proyecto de Neoma también establece un enfoque equitativo entre mujeres y hombres dentro de la escena y los festivales, ella dice que “para las mujeres en la música se entiende que no hay suficientes conciertos o representación en festivales y la escena. Yo quiero que más mujeres aparezcan en conciertos, en carteles, que de una se boten a la escena, que digan: ‘miren, estoy aquí, soy arrecha’”.

Sobre si su presente habría sido realizable tal cual en Ecuador, responde que “no”, “a mi lo que me duele de Ecuador es la seriedad. Siento que es un problema no tener una ética de trabajo. Hubiese sido un poco más duro trabajar de la misma forma que trabajamos aquí que en Ecuador”, finaliza. 

Por suerte de enlaces, todavía no me han agregado a solicitarles una entrevista por gmail. 

Les advertí, esta llamada duró una hora. En los últimos 20 minutos hablamos sobre la trama de Real, disco homónimo al single que hizo conocida a la ecuatoriana. El álbum tiene 10 canciones y responde a una suerte de transformaciones, con canciones que marchan desde el pop más mainstream al deep-concept de una tristeza constante por migrar de su país de origen y vivir enamoradx tanto tiempo. De usar un beat a lo Billie Jean en Demons a mezclar el folklore ecuatoriano en Himno. 

Neoma: “Estuve un montón de tiempo buscando el nombre porque el disco era de inglés y español. Buscaba una palabra que suene igual en ambos idiomas. Me gustaba sentir que alguien me entienda como quiera (…) Los nombres de las canciones a veces las pienso mucho, pero otras es como ‘aquí dices demons, guardemos así’. En este álbum hicimos canciones con nombre más sencillos. Con partes de la canción que son el título para que la gente la encuentre más rápido, para facilitar al oyente. Es full del pop. No es un concepto de overthinking.” 

A pesar de que los títulos de las canciones no resumen una historia que nos responda el absoluto sobre la vida, hay canciones que enumeran emociones que la cantante ha atravesado durante años, como en Himno y su relato folklórico, que mezcla la etapa en que Neoma invita a su ‘yo’ de cuando bailaba en un grupo de danza folclore.

Otras canciones, como Cielo pudieron haber tenido feats, donde en el imaginario del grupo Daniel Sorzano era el elegido para cierta parte del coro, sin embargo, estas intenciones se vieron truncadas por elaborar un concepto más personal y sin feats en este primer álbum. Pero Neoma admite que “es muy probable que en el segundo álbum haya un feat”.

El grupo pretende armar una gira en Ecuador en los meses de julio y agosto, después que terminen la ya confirmada gira en Estados Unidos, que contará con siete fechas separadas para shows de Neoma. Lo que quieren lograr en Ecuador, tras la gira en norteamérica es hacer una farra/concierto. Primero concierto y luego una farra, un perreo intenso. Quiero que venga más gente, que no sólo sea la escena, sentimos que la gente está más abierta, que venga más gente. Gente que baile y tome, especialmente nosotros que nos gusta la fiesta”, resume Carla.

Concluyendo esta llamada, que cada vez más se destruye por la conexión desatinada de nuestras cuentas de Skype, le pregunto a Neoma cuantos álbumes quiere sacar en su vida. Dice que 12, “Los que pueda, los que diosito quiera. Un número…Juan Gabriel sacó 12 álbumes, y yo quiero tener 12”.

Juan Gabriel sacó más de 50 álbumes. Tienes 50 años para superarlo, Neoma.

Escucha y conoce a Neoma en Instagram y Spotify.

 

1 thought on “El presente del pop ecuatoriano tiene 19 años y se llama Neoma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *